La OIT advirtió que un 70% de los espacios sanitarios están integrados por mujeres, quienes “tienen una elevada exposición al contagio y considerables costos físicos”.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), la ONU Mujeres y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) informaron que las mujeres que se desempeñan en la salud representan uno de los grupos más vulnerados en tiempos de pandemia.

A través de un informe emitido en conjunto por las organizaciones expresaron que “la crisis de la Covid-19 intensificó las desigualdades y déficits de empleo decente que afecta a las mujeres y a quienes actúan en lo sanitario y en lo social”.

Esto se debe a que un 70% de los espacios sanitarios se encuentran conformados por mujeres, y son este grupo quienes “tienen una elevada exposición al contagio y considerables costos físicos”.

En la Argentina unas 760 mil trabajadoras se desempeñan en el universo de salud luchando contra la pandemia y son quienes enfrentan los mayores riesgos.

El informe detalla que 1 de cada 10 mujeres ocupadas cumple tareas en esta actividad. “Las trabajadoras de la salud son un pilar estratégico en la respuesta a la crisis, pero también son las más vulnerables en la Argentina”, remarcó el informe.

Desde las organizaciones también revelaron que se han profundizado las brechas históricas entre hombres y mujeres.

Entre esas asimetrías se encuentra la informalidad, donde un 20,4% de las mujeres forman parte de este grupo, mientras que los hombres lo hacen en un 14,7%. Además señalaron que cuentan con una menor cobertura de derechos “como la protección por accidente o enfermedad profesional” y una distancia respecto del plano salarial.